img_header

¿La plataforma Change.org; activismo de sofá?

Post Imagen

Todos hemos visto esas peticiones online que inundan las redes sociales pidiendo firmas virtuales para determinada causa. Nos explican un poco la situación y acto seguido piden dejemos nuestros datos y firma para contribuir con la solución. La mayoría lo hemos hecho quedándonos con una interrogante … ¿Esto servirá de algo? ¿Es posible mejorar el mundo desde mi sofá, a través de mi computadora, sin tener que manifestarme o arriesgar mi vida?

 El primer paso es crear la petición, la cual puede ser tan compleja como crear una ley hasta algo más simple como pedir que arreglen un parque de tu localidad, se debe de especificar el problema y ser bastantes concretos, establecer los datos importantes y de ser posible, la solución a dicho problema. El punto clave de tu petición es dirigirla a las personas correctas, aquellas que de una u otra manera pueden solucionar directamente el problema. Vamos a llamarles los “tomadores de decisiones”.

Una vez hecho esto ya estarás disfrutando de la primera ventaja de la plataforma; Exposición.

Change se encarga de difundir dichas peticiones y así alcanzar a esas personas afines a tu causa, entre mayor exposición, más firmas y más presión pública, ya que, cada vez que alguien firma la petición se le hará llegar un correo a los tomadores de decisiones de tu causa, los cuales al menos se verán expuestos todos los días al descontento de la sociedad por algo que ellos podrían arreglar. Aceptémoslo, tal vez no les importe mucho tu causa, sin embargo, muchos de ellos se preocuparán por la imagen negativa que se estará formando alrededor de sus trabajos y funciones.

Hecho esto, si tu petición cumple con ciertos criterios que le dan viabilidad, (dirigida a alguien en específico, con mucha popularidad, con historias detrás de ellas) El equipo de Change te ayudará a hacer que tu petición sea más vista y buscará ponerte en contacto con gente clave para tu causa.

El objetivo de tu petición no solo es llegar a las personas correctas, es hacer ruido, poner el tema en la mesa, establecerlo como parte de la agenda mediática y organizar a gente que tiene una causa en común.  Los casos de éxito en México han sido varios, podemos ver en la página del portal de Change esas peticiones donde se presionaron los botones correctos y se lograron historias exitosas. (Desde peticiones para eliminar publicidad machista hasta reformas de ley) por lo cual tenemos que entender que Change es una buena herramienta, tal vez no estaremos protestando de una manera radical y directa pero recordemos que, aún por más pequeña que sea la acción , será más grande que la indiferencia.