img_header

Los sismos y los inmuebles (no se llevan)

Post Imagen

El 07 y 19 de septiembre los mexicanos fuimos testigos, de cómo, en un instante; miles de personas perdían sus viviendas, sus pertenencias, el patrimonio que tal vez les tomó años conseguir.

La ayuda temporal (víveres, artículos de aseo, ropa, medicinas) llegó a toneladas, lo que garantizó que varios de nuestros paisanos pudieran hacerle frente a la tragedia inmediata.Sin embargo, ahora toca lo más difícil, volver a retomar sus vidas y poner todo en orden.

Los problemas legales que se avecinan con el sismo son demasiados, muchos empleados fueron despedidos injustificadamente, muchos arrendatarios perdieron su espacio, propietarios sus inmuebles, los seguros se volverán locos, y los procedimientos para los apoyos otorgados pondrán a más de uno a dar vueltas sin saber exactamente cómo proceder.

 Si caes en alguno de estos supuestos, esto es lo que tienes que saber:

¿Tu vivienda se derrumbó? Si tienes crédito hipotecario aplica el seguro contra daños, esta información puede proporcionártela el banco, en caso de que no la sepas. ESTO ES LO PRIMERO QUE DEBES HACER, antes de seguir pagando tu crédito. Si tu casa estaba totalmente pagada y no contabas con seguro, ya sabes lo que te voy a decir, los gastos corren por tu cuenta. Lo más aconsejable es que te muevas para investigar si habrá otorgamiento de apoyos por parte de tu entidad ante dicho desastre natural.

¿Rentabas? Corre a leer tu contrato, la mayoría de las veces nadie (ni el arrendador ni el arrendatario) leen los contratos y no saben cómo manejar este tipo de situaciones. Sin embargo, si se impide totalmente al arrendatario el uso de la cosa arrendada, el Código civil establece que no se causará renta mientras dure el impedimento, y si éste dura más de dos meses, podrá dicho arrendatario pedir la rescisión del contrato. Si los daños, a pesar de ser grandes, permiten habitar la vivienda, el arrendador deberá encargarse de estos. Lo importante es que le notifiques inmediatamente al arrendador los daños que se causaron (suponiendo que todavía el lugar es habitable)

¿Te despidieron por no presentarte en tu trabajo? Recuerda que faltar al trabajo por inseguridad en el recinto donde se labora, o porque es imposible llegar a tal lugar no es una causa injustificada. Por lo tanto, no es rescisión, y sería despido injustificado. Si te obligan a trabajar en un lugar riesgoso puedes presentar tu queja ante la PROFEDET, la cual te orientará según sea tu caso.

Esto es una pequeña y rápida guía que espero sirva para orientarte, recuerda siempre asesorarte con algún abogado o deja tus dudas para poder aconsejarte.